viernes, 24 de octubre de 2008

Trabajos en altura

Reconozco que me gusta mi trabajo. Pero como todos, la verdad es que al cabo de unos años conlleva un poco de rutina, poca en mi caso, pero la lleva. Así que viene muy bien que, de vez en cuando, como caída del cielo, venga alguna pequeña novedad... y la última ha sido un super chachi curso de Trabajos en Altura. Con muchíííísima parte práctica.
Para empezar, el profe era un figura. Lo sabía todo del tema, lo transmitía bien e infundía un montón de confianza... lo cual si te vas a colgar a unos cuantos metros de altura de una cuerda y un arnés como que viene bien.
El caso es que a mi estas cosas de pequeña me daban un tanto de cague, lo cual viene a demostrar que la Nutria, cuanto más vieha más descerebrada. Se me deben estar muriendo las neuronas a puñaos. Y lo bien que me lo paso...
Así que ahí tenemos a la Nutria, con su arnés, su casco y toda la ferretería encima (cinturón posicionamiento, juego de ganchos, juego de cinchas, etc.) trepando por las torres de celosía, haciendo rappel, trepando por escalas, montando líneas de vida... ¡qué divertido! Ha sido como pasar tres días en "De pino a pino" (sitio de la Barranca de Navacerrada que recomiendo a quien no tenga vértigo y le gusten las tirolinas) o volver otra vez de campamento (bueno, prefiero hacerlo en la montaña mejor que en un polígono de Valdemoro, pero qué se le va a hacer). Y francamente, cansa, si alguien ha trepado alguna vez por una torre metálica sin dispositivo de ascenso, sabe de que hablo. Di el entrenamiento de ese día por hecho con el simple complemento de unos pocos abdominales, unos pocos isométricos y bastante estiramiento. Y todavía tengo agujetas en los brazos.

5 comentarios:

akela dijo...

Concha que es ....

¡¡cuanto más vieja más pelleja!!! je,je y no por lo que "cuelga" sino por "las andanzas"

Como te lo pasas y yo de "florero" en una silla viendo pasar las horas, todo sea por la pasta a final de mes que me permite darme caprichos deportivos y de todo tipo

Besicos

Pablo Cabeza dijo...

yo creo que haciendo eso fue como te lesionaste y no con mis torturas...

Bss

Nutria dijo...

Bueno, Akela, bueno, pero yo de vacances me voy a Murcia, o sea, lo mismito de exótico que tú...

Noooo, Pablo, me lesioné por burra, no con tus torturas (que lo son :-D )... con estas tonterías lo que me he hecho es moraos con el arnés y las vigas que en el vestuario hay una coña... :-D

Ishtar dijo...

Uhmmm, suena divertido. Aunque yo, a lo mejor porque aún estoy en proceso de pelleja, prefiero tener siempre alguna parte de mi cuerpo en contacto con el suelo (o con el agua, claro ;-)... y la bici no cuenta, que casi es una extensión de nuestros triatléticos cuerpos ;-)))

Besicos!

Nutria dijo...

Bueno, Ishtar, pero la bici, como sabes por experiencia propia, también proporciona memorables toñazos... y la sensación de vértigo es similar