miércoles, 10 de octubre de 2007

La bici, de cero a cien

En la página del Aguaverde, en un post del foro que quiere hacer recapitulación de la temporada recién acabada, he hecho un pequeño resumen de mis progresos con la bici. Pequeño sobre todo porque es un foro y no es cuestión de marear, pero la verdad es que como yo misma alucino, quiero explayarme más.


De pequeña no tuve bici. Somos siete hermanos, y aunque mi padre es médico, se dedicó a médico de pobres (o eso dice mi madre) y en casa sólo había cuatro bicicletas, dos grandes para Antonio y Paloma, y dos medianas, para Rafa y Miguel. Como Mari Carmen y Rafa tampoco eran muy dados al tema, con eso les bastaba. Para mi no había. Casi siempre jugábamos a Los Cinco, por lo de la colección de Enid Blyton, y a Nutria le tocaba hacer de... sí, lo habéis adivinado: el perro Tim, que corría tras las bicis.

Bueno, supongo que es una manera como otra cualquiera de iniciarse en la carrera de fondo.

Cuando ya mis hermanos se fueron haciendo mayores y pasaban de veranear con mis padres, hete aquí que quedó un poco a mi disposición la bici mediana de Mari Carmen. Yo ya tenía catorce años, y fue mi primera experiencia sobre una bici. Aprendí a montar en línea recta. Podía dar curvas bastante abiertas; para 90º o más, debía desmontar.

Pasaron los lustros, y con unos 28 años me fui a pasar quince días con mi entonces novio a Formentera, lugar donde es bastante práctico desplazarse en bici, pero no progresé grandemente; eso sí, a la vuelta nos compramos unas bicis. Por diversas circunstancias que ahora no voy a relatar, pero que tal vez lo haga algún día por que tienen su miga, creo que no le hice a la bici ni 20 kilómetros.

Volvieron a pasar los lustros, esta vez menos, y empecé a hacer carrera popular de fondo. Así que dispuesta a conservar mi forma sin perjudicar mi recuperación después del maratón de Madrid, adquirí una bici de montaña en la que progresé un poquito más; ya podía dar curvas de unos 90º, e incluso, poco a poco, aprendí, en las bajadas, a ponerme de pie sobre los pedales para salvaguardar mi culo en los baches.

En el año 2006 me meto en el club de triatlón Aguaverde, y empiezo a sacar la bici, y además me compró una de carretera. Pero antes de hacerle más de 50 km, consigo romperme el codo con la de montaña al estrenar los pedales automáticos (ya sabéis los que seáis ciclistas: ese terrible segundo en que te das cuenta que has frenado pero no has sacado los pies de los pedales). Cuando ya casi estaba curada, me pillé una salmonelosis. Así que hasta agosto no volví a coger una bicicleta.

O sea, punto de partida de esta temporada: Nutria monta más tiesa que un palo en una bici con pedal automático. Al final de la temporada (por favor, den rienda suelta a su hilaridad, especialmente los ciclistas y triatletas consagrados -que se que me leen a miles, no lo nieguen-):
  • Soy capaz de beber en marcha
  • Puedo sacar el bidón trasero y delantero sin problemas.
  • Soy capaz de montar solo con la mano derecha durante largo rato
  • Soy capaz de montar solo con la mano izquierda durante unos instantes
  • He aprendido a montar de pie, y ya puedo estar algo más de 100 metros
  • Se cambiar las cámaras (pero no repararlas)
  • Puedo mirar fugazmente hacia atrás
  • Puedo meter la mano izquierda en los bolsillos del maillot
  • He pasado de una media de 18 km/h en los entrenamientos a 22

Se que se están descojonando, pero no olviden que hace un año pensaba que jamás de la vida sería capaz de nada de eso. Pero además, y según se desprende fácilmente de la lectura de la lista anterior ¡todavía tengo un enorme margen de mejora!



1 comentario:

debicis dijo...

Es lo bueno de tener un bajo nivel tanto físicamente como de técnica y demás, que mejoras rápido ;)

Hace unos días salí con la bici de carretera (después de muchos años en que casi no la había tocado) y joe casi me sentía tan inseguro como cuando de chaval me quitaron los ruedines.

Yo me caí 3 ó 4 veces cuando estrené los pedales automáticos... lo bueno es que estás parado cuando te caes... lo malo es que seguro que alguien te ve caer y haces un ridículo espantoso jaja

Qué tal, sigue mejorando la técnica? vas sin manos? vas en grupo sin ser un peligro? te has convertido en un as de la mecánica de la bici?